Reseña “No somos flacas mujeres” de Miguel Ángel Márquez

Recientemente tuve la fortuna de descubrir esta novela, No somos flacas mujeres, de Miguel Ángel Márquez, catedrático de Teoría de la Literatura en la Universidad de Huelva. El poderoso título de esta obra procede de la negación de una cita presente en el Quijote y en ella se narra la historia de Inés de Santa Cruz y Catalina de Ledesma, dos mujeres condenadas en el siglo XVII por su relación amorosa cuyo eco nos ha llegado gracias a un expediente inquisitorial.

A partir de dicho legado el autor recrea el ambiente y las circunstancias de un amor acaecido en una época en la que el amor contra natura era perseguido por el Santo Oficio y en la que resultaba peligroso elegir la libertad de amar, incluso hasta el punto de poner la vida en juego:

[…] sean sacadas caballeras en dos bestias menores de albarda, desnudas de la cintura para arriba, atados los pies y las manos a la garganta con soga de esparto y se les dé garrote a las dichas hasta que mueran naturalmente, y luego mandamos que sean quemadas en una hoguera.

La presentación de la novela tuvo lugar en el Archivo Histórico Nacional el día 12 de enero de 2022 e intervinieron en el coloquio, presentado por Juan Ramón Romero Fernández-Pacheco (director del AHN): Darío Villanueva (catedrático emérito y exrector de la Universidad de Santiago de Compostela y académico y exdirector de la RAE), Basilio Rodríguez Cañada (presidente del Grupo Editorial Sial Pigmalión) y Miguel Ángel Márquez (autor de la obra).

Uno de los temas que se trataron durante la presentación estuvo relacionado con la “apropiación cultural”, referido al hecho de que un hombre recree una historia de amor entre dos mujeres. En mi opinión, Miguel Ángel Márquez consigue espléndidamente empatizar con sus protagonistas y transmitir estos sentimientos a la persona que los lee, en ningún caso es relevante este aspecto a pesar de que reconozco haberme preocupado por esta cuestión antes de embarcarme en su lectura. Digna de ponerse en valor es la idea del autor de que leer sobre las vivencias que no podemos experimentar nos ayuda a entender otras realidades diferentes a la propia. Una de las funciones de la ficción es la de permitirnos vivir otras vidas y, en este caso concreto, vivir la de Inés y Catalina es una auténtica experiencia fenomenológica gracias a la habilidad narrativa del autor que prima la estética y la verosimilitud, como buen discípulo cervantino. La cuidada prosa que no rehúsa la función poética del lenguaje parece uno de los mayores logros de la novela: estamos ante una obra literaria y no ante un bestseller de consumo rápido, es posible deleitarse en su lectura pues el mercantilismo no ha determinado la creación.

Muy cervantino es también, además del realismo y la verosimilitud, la circularidad del relato con esa identificación de la obra como manuscrito que, además, permite la inclusión de unos interesantísimos marginalia con una voz diferente a la narradora que, si bien no modifica la historia, la complementa a la perfección. Un recurso mucho menos áureo es la elección de los títulos de los capítulos que, antes de su lectura, no anticipan nada, pero que resultan altamente reveladores tras ella. La confección de los personajes es otro acierto, avanza con la historia y presenta personajes redondos que cobran vida a cada página, hasta llegar a una interesantísima escena final donde se resuelven algunos de los misterios planteados al inicio y que suponen una revelación para quien lee. Por último, son destacables las referencias culturales clásicas (tanto grecolatinas como hispánicas) que podemos recolectar a lo largo del libro y que suponen un aliciente para una relectura, baste destacar el juego humorístico que contiene una reminiscencia a la Odisea y que unas mujeres enamoradas convierten en su pasatiempo: la diferencia semántica entre nadie y Nadie.

Para terminar, me quedo con el agradecimiento que el autor dedicó a su obra durante esa presentación, donde reconoció que escribir esta novela me ha mejorado. Valiente reconocimiento hacia una novela cuya lectura recomiendo encarecidamente.

Cómo citar este artículo: Patricia García Sánchez-Migallón, "Reseña “No somos flacas mujeres” de Miguel Ángel Márquez" en Desengaños Filológicos, 18/01/2022, https://desenfilol.hypotheses.org/50.

Referencia bibliográfica:

Márquez, Miguel Ángel (2021): No somos flacas mujeres, Sial Pigmalión, pp. 326, ISBN: 9788418333989.

Más información aquí.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.