Participación en el CIHUM 2022

Hoy da comienzo el CIHUM 2022, el primer Macrocongreso Internacional de Ciencias y Humanidades multidisciplinar que busca ser referente y punto de encuentro e intercambio para profesionales, investigadores/as y profesorado en diversas cuestiones referentes a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Horizonte 2030, enfocándose especialmente al ámbito educativo de las Ciencias y las Humanidades.

Participo como comunicante en el Simposio 18 dedicado a las Humanidades Digitales con una propuesta titulada «Representación gráfica de redes de sociabilidad femenina de escritoras. Reflexiones en torno a la practicidad para la investigación más allá de las posibilidades de visualización». Aquí se puede ver la comunicación en Youtube:

El resumen de la propuesta es el siguiente:

Gran parte del debate teórico sobre Humanidades Digitales se ha centrado en definir qué son y cómo se diferencian las HD del resto de disciplinas de ciencias humanas y sociales. Tras muchas propuestas, las discusiones han pasado paulatinamente a centrarse en cómo llevar a cabo diferentes prácticas, cómo utilizar la tecnología o qué se considera una “buena práctica”; sin embargo, cabe preguntarse sobre cómo las HD generan conocimiento propio dentro de las Humanidades. ¿Cualquier proyecto que utilice la tecnología o un análisis computacional es un proyecto de HD? ¿Existe un conocimiento al que no podríamos haber llegado sin la existencia de las HD o es una mera herramienta de comunicación o presentación de datos?
Para responder a estas preguntas nos centraremos en el estudio de caso, extrapolando estas preguntas al campo de la literatura escrita por mujeres durante la Edad Moderna. Se propone una reflexión en torno a si se genera conocimiento sobre la sociabilidad femenina en la época y sobre la identidad y la legitimación autorial de las escritoras.
La metodología de redes ha ofrecido nuevas perspectivas en el estudio de la escritura femenina por su capacidad de vincular información apenas estructurada anteriormente a causa de la frecuente falta de datos sobre las mujeres y sus contextos de actuación, configurando un mapa que permite atisbar e intuir relaciones y motivaciones que de otra manera resultan imperceptibles. Para reconstruir una «red personal» de alguna escritora de la Edad Moderna, encontramos varias dificultades: la falta de fuentes, la selección y uso de documentación adecuada, la identificación clara de las relaciones sociales tanto familiares como profesionales o personales de la autora y, además, la correcta ejecución en la propia construcción de la red. Muchas investigaciones centran sus esfuerzos en mostrar un número de nodos elevado relacionados con el nodo principal, en lugar de centrar esfuerzos en las relaciones entre los diferentes nodos con el fin de avanzar en la calidad interpretativa y ahondar en las relaciones entre diferentes redes egocéntricas.
El enfoque metodológico de las redes es especialmente rentable en el análisis de las escritoras porque la escritura femenina suele estudiarse como género disociado del propio contexto social y literario del que forma parte simplemente por la categoría “sexo” de quien escribe, una premisa que sería críticamente inaceptable para cualquier otra característica común.
Ante este panorama cabe preguntarse si la representación gráfica de redes de sociabilidad femenina de escritoras aporta valor añadido al análisis hermenéutico o supone una herramienta para la exposición y transmisión de la investigación llevada a cabo.
Espero que la propuesta sea de interés, cualquier comentario o aportación será bienvenido en el correo pgsanchezmigallon@gmail.com, además, es posible la difusión de la comunicación ¡muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.